jueves, 22 de abril de 2021

7 advertencias nefastas del futuro (activen traductor en español.)

 Si la gente del AMBA, Córdoba, Santa Fe, y grandes ciudades de todo el mundo no detienen esta tiranía, lo que describe el audio será una realidad en muy poco tiempo.



Hola a todos
Imagino que los historiadores, al estudiar nuestro tiempo actual en la historia, designarán 2021 como un punto divisorio entre el viejo orden mundial y el nuevo orden mundial con el sufijo AC que podría significar, Después de Covid, Después del comunismo o Después del colapso, elige tu opción.
Creo que todos nos damos cuenta a estas alturas de que los 'Lockdowns' nunca desaparecerán. Esto es un hecho, ya que nunca en la historia de la humanidad un gobierno ha renunciado voluntariamente al poder una vez que lo ha alcanzado.
Estamos al borde de una época oscura de tiranía nunca antes vista. Aquellos de nosotros lo suficientemente mayores para recordar los 'viejos tiempos' sabemos que esos tiempos no volverán.
A pesar de la deprimente realidad de nuestra situación, no me rindo y sigo luchando por un mundo mejor. Animo a todos a disfrutar la vida al máximo. Pero también estar preparado y hacer lo que pueda en esta batalla por la libertad contra lo que solo puede describirse como las fuerzas de la oscuridad.
Prepararse
Nuestra sociedad moderna se basa en unas pocas líneas de vida cruciales pero frágiles. Dependemos de la electricidad, el petróleo, una moneda viable, Internet y servicios de emergencia. Si alguna de estas líneas de vida se interrumpiera, podría causar un efecto dominó que rápidamente se convertiría en un colapso social a corto o largo plazo. Es posible que deba estar preparado para sobrevivir sin la disponibilidad de alimentos, agua potable, atención médica, gasolina, electricidad, gas natural o seguridad.



PD: La primera Ola, una gran estafa auspiciada desde los medios globales para lograr que la gente exija una solución: "la vacuna". La segunda ola será mas real ya que caerán los vacunados. Por la ineficiencia vacunadora del Gobierno en #Argentina , será poca gente.
#Ineficiencia que se agradece!

domingo, 18 de abril de 2021

Mantra política práctica


Operación Mantra para derrumbar al Nuevo Orden Mundial


La Operación Mantra es una estrategia de política práctica cuyo objetivo principal es exponer a la luz pública y en la consciencia de la gente, el genocidio que se está cometiendo. Se basa en una técnica de repetición constante de un mensaje especialmente diseñado con el propósito de contrarrestar la doble moral, la discriminación y los prejuicios negativos hacia las personas y sociedades blancas y no blancas condicionadas desde la propaganda oficial.

Esta estrategia fue creada por el activista político Robert "Bob" Whitaker quien lo denominó "El Mantra", como una metáfora o analogía a la función de los mantras utilizados en las antiguas tradiciones arias de la India.

El término «mantra» proviene del sánscrito y significa 'liberador de la mente'; está formado por manaḥ ('mente') y trāiate ('liberación'). (escrito तन्त्र en devanagari) y tradicionalmente se refiere a las sílabas, palabras o frases sagradas de origen sánscrito que se repiten para invocar a un dios o como apoyo para meditar o para formar un sonido capaz de transformar el entorno.

En este caso, un mantra es una palabra, frase, verso, secuencia o discurso que lleva un mensaje específico y que se repite constantemente para reafirmar un concepto y condicionar psicológicamente a una persona. Usando técnicas de Programación Neurolingüística, esta frase está compuesta especialmente de palabras destinadas a afirmar lo que es evidente y exponer los puntos débiles y las contradicciones del pensamiento dominante que está conduciendo al genocidio.

El Mantra funciona a múltiples niveles y es totalmente dinámico, puede ser aplicado en situaciones de la vida real y no sólo en Internet. Los mantras no son frases estáticas e inmutables, sino que pueden variar y construirse dependiendo de las circunstancias y el tema de conversación, e incluso pueden ser introducidos en imágenesanimaciones y pistas musicales.

Se diferencia del eslogan ya que éste se trata de un lema breve, sencillo y original que representa o caracteriza a una idea, marca, producto o empresa (ya sea comercial o política) y no tiene como propósito condicionar psicológicamente, mientras que el mantra no necesariamente tiene que ser breve, sencillo y original, además de que no es estático.

Bob Whitaker ha trabajado con estos mensajes durante décadas, incluso estuvo involucrado en la propaganda antisoviética que apuntaba a sus contradicciones, cuestionaba su doctrina y que finalmente logró derrumbar sus cimientos filosóficos. Sin embargo, sólo hace unos años que su mensaje ha empezado a calar en algunos activistas y cada vez más y más personas están utilizando su estrategia. Sobre la base de su propia experiencia política durante la administración de Ronald Reagan, la idea de "El Mantra" de Robert Whitaker es que un mensaje consistente repetido constantemente es una estrategia probada que puede ser aplicada para cambiar la mentalidad de las personas que con sus ideas están apoyando directa o indirectamente el genocidio.

Este cambio de ideas y paradigmas bien puede ser gradual o por medio de lo que en psicología se conoce como insights. Un insight es un "destello" repentino sobre la realidad, y al ser experimentado es descrito como si "se quitara una venda de los ojos", por lo que implica una elevación de la conciencia que lleva a cambios en la conducta de los sujetos, ya que afecta no sólo la conciencia de sí, sino su relación con respecto al resto. Para explicar esto puede utilizarse la metáfora de las "personas dormidas" y las "personas despiertas". 

Un covidiano que no está consciente de serlo o una persona que no entiende la cuestión sobre La estafa pandemica es como una persona que está dormida; no sabe que está soñando y cree que lo que sueña es la realidad. Sólo cuando logra despertar puede darse cuenta de que lo que estaba soñando no era real, lo que es un proceso es irreversible, es decir, no se puede retornar al estado de conciencia anterior porque ya no tiene sentido.

El programa Plandemico

Existen dos tipos de covidianos:
  • Conscientes. Los que saben perfectamente que son covidianos y tienen toda la intención de serlo. Una élite minoritaria que ha diseñado el "programa pandemico". "Los amos y agentes del sistema".
  • Inconscientes. Los que no tienen intención de serlo y no saben que lo son. La mayoría de la gente, aunque cada vez menos. No son malas personas, sólo están siendo utilizados y probablemente creen que lo que hacen es lo correcto. Fungen como "los siervos del sistema".
Un covidiano común y corriente no es consciente de que le ha sido implantado el programa pandemico, por medio del bombardeo de información y de memes negativos que se repiten una y otra vez en todos los medios de información controlados por el sistema. La tendencia de esta persona será actuar de forma aparentemente natural, pero una vez "programado", estará propagando como virus estos memes a los demás, y sin siquiera saberlo. Sin ser siquiera un activista covidiano y no tener intención de serlo, dará opiniones o escribirá libros, incluso sobre temas muy dispares, en los que se introducirán sutilmente los memes negativos del programa pandemico. Para revertir esto, se necesita "desprogramar" a los covidianos inconscientes con memes positivos. Por otro lado, tratar de desprogramar a los covidianos conscientes es una tarea inútil, a pesar de ello, éstos últimos son útiles para exponerlos y desenmascararlos ante el público general.

Este programa es en realidad un programa muy viejo que data de los días de la Inquisición, incluso mucho antes, y que simplemente está actualizado. Es exactamente el mismo programa que fue usado por la Iglesia (poder político dominante de aquella época) para cazar, perseguir y silenciar a toda oposición calificándola con las etiquetas ad hominem de "hereje", "bruja", "blasfemo", "adorador de Satanás", etc., sólo que ahora las etiquetas usadas por el poder político dominante son "racista", "intolerante", "xenófobo", "homófobo", "machista", "nazi", "fascista", "nazifascista", "supremacista", "antisemita", "ultraderechista", etc. y la gente ha sido "entrenada" para "activarse" y reaccionar ante un estímulo particular que "el sistema" ha definido como "hereje" con su propia terminología y que la gente continúe etiquetando reactivamente con esas palabras a dichos estímulos. Este principio se conoce en psicología como "condicionamiento operante", desarrollado por el psicólogo B. F. Skinner en el s. XX. Señalar a alguien con dichas etiquetas no dice nada sobre lo que los "herejes" realmente dicen o piensan, pero dice muchas cosas sobre quienes las usan.

Los marxistas culturales han denominado con estas etiquetas a cualquier actitud por parte de las poblaciones europeas que busque defender su supervivencia como pueblos. Lo que han hecho durante las últimas décadas, desde el movimiento marxista del 68, planificado por la Escuela de Frankfurt, ha sido decir que todos los blancos y sólo los blancos son racistas, y puesto que el sistema dice que los racistas deben desaparecer, entonces quienes realmente deben desaparecer son los blancos. La etiqueta "racista" nunca fue pensada para ser aplicada a negros, a judíos o a cualquier otro grupo, y mucha gente se ha dado cuenta de que ha sido engañada, utilizada, manipulada y se está enfadando. Pero su enfado y sus reacciones violentas, completamente instintivas y naturales, es lo que el programa finalmente busca provocar para confirmarse a sí mismo y adquirir inmunidad.

 La violencia causada por un pro-blanco enfadado por conocer la verdad alimenta y fortalece al programa antiblanco, aunque detrás de todo no exista razón alguna para ello, porque dicha autoconfirmación se basa en mentiras. Para evitar esto, la estrategia de "El Mantra" sugiere que cuando a un blanco se le llama "racista" (o cualquier otra etiqueta), la única respuesta por parte de éste debe ser:
Según tu opinión soy racista. Sólo dices eso porque soy blanco. Antirracista es una palabra en clave para antiblanco.
Esta técnica puede ser usada por cualquiera que quiera luchar contra el racismo antiblanco, no importando si es africano, asiático o de la raza que sea. Su finalidad es apoyar a la gente blanca y resistir al genocidio blanco, genocidio que es completamente a prueba de resistencias armadas. En este caso la respuesta de una persona que es no-blanco y a la vez pro-blanco puede ser:
Según tu opinión, él es racista. Sólo dices eso porque él es blanco. Antirracista es una palabra en clave para antiblanco.
Esta respuesta no es una argumentaciónno se pretende debatir con un fanático y dogmático, sino que su finalidad es sólo exponer una idea (un meme positivo) cuya finalidad es simplemente "desprogramar" al sujeto mostrando lo evidente y las contradicciones o hipocresías del pensamiento dominante. 

Esto evita caer en discusiones que generalmente no llevarán a ningún lado, por más sólidos y veraces que sean los argumentos que se presenten, el debate no funcionará y será sólo una pérdida de tiempo ya que el programa implantado en el antiblanco está hecho y pensado especialmente para servir como un dogma que no puede ser cuestionado bajo ningún motivo: siempre surgirán excusas y pretextos por las que "el antiblanco o covidiano siempre tendrá la razón" y "el pro-blanco nunca tendrá la razón".

Por lo tanto, el Mantra en realidad no pretende convencer a los antiblancos y covidianos de nada, sino exponerlos públicamente como los psicópatas pro-genocidas que son. Si el antiblanco reconoce su odio y se niega a recapacitar, se debe hacer que exprese ese odio tantas veces como sea posible. Cuanto más explícito mejor. No estamos hablando para los antiblancos, sino para el público. Los antiblancos son en realidad sólo nuestra herramienta para que el público se dé cuenta finalmente de las contradicciones de los antiblancos, de su odio, de su verdadero rostro.

Extraído de
http://alto-genocidio-blanco.blogspot.com/2015/12/operacion-mantra.html?m=1



sábado, 17 de abril de 2021

lunes, 5 de abril de 2021

Plan Final NWO

 Plan final del NWO ejecutándose a pleno. Se espera para este año la deportación masiva a campos de concentraciones a quienes se opongan. 

¿Estas dispuesto a morir por tu libertad? Ha llegado el momento de demostrarlo.

https://tierrapura.org/2021/04/03/un-documento-gubernamental-frances-filtrado-confirma-el-gran-reinicio-planeado-por-el-nuevo-orden-mundial/

Cronograma en el que se presentan las próximas fases del coronavirus para los siguientes meses y semanas, hasta la realización definitiva del reseteo global.

En el mismo período en el que se produciría la nueva ola, los gobiernos tendrán la tarea de construir las instalaciones de Covid, es decir, campos de concentración en los que las personas que se nieguen a hacerse las pruebas serán deportadas contra su voluntad.

Por eso, los gobiernos ya han comenzado a construir estas estructuras para encerrar a quienes no se dobleguen al orden de la dictadura de la salud.

Una vez que estos campamentos estén listos, comenzaría la llamada tercera fase.

En 2021, ya se prevé que el virus mutará, dando lugar a la nueva versión del coronavirus, a saber, Covid-21.

El aparato terrorista mediático utilizará la mutación, presunta o real, para sembrar una ola de pánico e histeria aún mayor que la vista hasta este momento.

La tercera fase de la operación Covid: colapso económico y deportaciones

Sobre todo, la élite mundial quiere arrastrar a la humanidad hacia la mayor crisis económica jamás vista en la historia.

Esta enorme conmoción económica creará un enorme agujero en la demanda mundial. En ese momento, la cadena de suministro de alimentos se verá interrumpida.

Las quiebras y los colapsos económicos serán devastadores y sin precedentes. El desempleo alcanzará picos nunca antes vistos y la gente tendrá problemas para obtener los recursos alimentarios esenciales.

El siguiente paso sería la opción de militarización. La ley marcial será la única forma de aplacar las rebeliones masivas y los disturbios causados ​​por una hambruna mundial planificada previamente.

Sería un escenario de guerra, pero a escala global.

La gran desestabilización tendría las características del evento catalizador mencionado por David Rockefeller en 1995 ante Naciones Unidas.

Esta crisis fue diseñada con precisión para crear un desorden que llevaría a la humanidad al Nuevo Orden Mundial.

Una vez que las masas pierdan sus trabajos y los recursos mínimos esenciales para sobrevivir, se les ofrecerá una opción: recibir la renta universal.

El globalismo quiere arrastrar a la humanidad hacia una desindustrialización total y al fin del trabajo, como se le conocía en las economías capitalistas.

El fin del trabajo privaría básicamente a las personas de su independencia. Sólo aquellos que acepten la miseria universal estarían en condiciones de sobrevivir.

A las masas inundadas por deudas privadas se les pedirá que renuncien a sus pertenencias personales para recibir este ingreso básico. El fin de la propiedad privada será uno de los objetivos finales.

En la dictadura global, surgiría una sociedad colectivista en la que la idea de propiedad privada dejaría de existir.

Si las masas rechazan la renta universal y la vacuna obligatoria que debería distribuirse en el verano de 2021, se verán obligadas a permanecer en los campos de cuarentena hasta que lleguen a términos globalistas.

La verdadera naturaleza del globalismo como ideología satánica transhumanista

Es la exteriorización final de la ideología globalista en la que no hay lugar para el libre albedrío. Solo hay sumisión total.

La verdadera naturaleza de esta filosofía es de hecho satánica.

Este plan tiene el objetivo declarado de destruir a la humanidad y reducirnos a «ganado» sin derechos y sin ningún sentido espiritual.

Es la antítesis de la religión cristiana que ve al hombre como un ser dotado de libre albedrío y sentido espiritual que lo lleva a rechazar la obediencia ciega al mal representada en este caso por el totalitarismo global.

Los representantes de las élites globales están hablando abiertamente de este plan.

Klaus Schwab, miembro de Davos, ha mencionado recientemente el Gran Reinicio como una «cuarta revolución industrial» capaz de alcanzar el control mental total a través de un implante cerebral de un microchip.

Puede parecer ciencia ficción, pero el sistema ya dispone de esta tecnología. En un informe reciente presentado en la televisión pública italiana, se mostró un video donde se implantó un microchip en el cerebro de un cerdo.

A través de esta tecnología, es posible manipular la voluntad del animal. Esto es lo que tiene en mente el Nuevo Orden Mundial, pero los hombres estarían en la piel del cerdo.

La masonería ve a la humanidad como una masa de «comedores inútiles».

Es una ideología que desprecia profundamente a la humanidad y quiere esclavizarla.

El Gran Reinicio tiene este único propósito, es decir, allanar el camino hacia la última fase del Nuevo Orden Mundial.

La tecnología privaría al hombre de su identidad y lo convertiría en un híbrido entre una máquina y un ser humano.

Es esta filosofía transhumanista, que está profundamente entrelazada con la ideología satánica y esotérica, la que apunta a destruir la creación original de Dios.

Ahora el plan se nos ha mostrado completamente a la vista. No hay «conspiración». Lo que afirmaron valientemente algunos periodistas e investigadores independientes hace algunas décadas está sucediendo ahora.

Completo en https://tierrapura.org/2021/04/03/un-documento-gubernamental-frances-filtrado-confirma-el-gran-reinicio-planeado-por-el-nuevo-orden-mundial/