domingo, 11 de diciembre de 2005

Marines, FBI y el Mossad en los atentados embajada Israel y AMIA: denunciados


Por: Dr Oscar ABUDARA BINI

drabudarabini@yahoo.com.ar
Tel 482 26369
AGUERO 1330 4to J,
CAPITAL FEDERAL, ARGENTINA



Un juez que investigó para la Corte Suprema de Justicia ARGENTINA, denuncia coacciones de Marines y FBI en los atentados. El periódico Nueva Sión, investigó la presencia de un falso fiscal de Israel. La Unidad Amia del Ministerio de Justicia, denuncia las irregularidades cometidas por el fiscal "falso" israelí.
Marines, FBI y el Mossad en los atentados embajada Israel y AMIA: denunciados por juez y Ministerio de Justicia argentinos. ¿Elisa Carrió en el encubrimiento?


Por Fernando Paolella, periodista de PERIODICOTRIBUNA, investigador independiente de los atentados y, Oscar Abudara Bini, psicoanalista, investigador oficioso de los atentados, cineasta censurado por 5 gobiernos argentinos y 3 Decretos Presidenciales. Presidencia de la Nación Argentina abrió una actuación. respecto de la Pista Israelí presentada por uno de nosotros.

NOTA ACLARATORIA: este artículo, es copia de una presentación formal realizada ante: Sr. Embajador del Líbano, Dr. Sr. Canciller argentino Dr. Rafael Bielsa, y Sr. Representante del Sistema de las Naciones Unidas en la Argentina, Dra. Maria Costa Pinto. A estos funcionarios se les solicito que envíen copia de esta presentación a vuestros gobiernos, a los representantes de países árabes en la Argentina, a los gobiernos de Israel y USA y apoyen nuestra presentación a la oficina de las Naciones Unidas en la Argentina.

NOTA PARA LOS MEDIOS: hemos seleccionado una prueba de ingerencia extranjera para cada atentado, por creerlas con valor paradigmático. Copia de todas las pruebas presentadas, a vuestra disposición.

1: Fundamentalismo musulmán versus terrorismo de estados del primer mundo (fase superior del imperialismo)

El mundo occidental se rasga las vestiduras acusando al fundamentalismo musulmán de los atentados terroristas en Argentina, USA y Londres. Esta es la "Historia Oficial", narrada mediante océanos de tinta, por miles de periodistas.
Censurada por los grandes medios, pero quemando como lava de volcán, se escribe la Otra Historia. En esta, hay investigaciones francesas ( T. Meysans), Alemanas (Andreas Von Bulow), británicas (Alex Jones), norteamericanas (Stanley Hilton, Ellen Mariani, William Rodríguez, Michael Moore) y argentinas (Petrosino, Abudara Bini,) que suponen que fue el gobierno de Osama Bush Ladin quien voló las Torres Gemelas, y una conjunción americana-israelí-argentina la responsable de los atentados terroristas en la Argentina. (Investigaciones de La Otra Historia, disponibles para quien lo solicite a nuestras direcciones de e mail y en el buscador Google poniendo el nombre oscar abudara bini+11-S, o +terrorismo)

Una gran mayoría de argentinos y observadores extranjeros, acepta que el Encubrimiento de los atentados en la Argentina es obra del Poder Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, los grandes medios, y el establishment judío. Pero, hasta las mentes más lúcidas desean y se aferran a creer que la participación Argentina es secundaria, forzada y que no alcanza rango de partícipe necesario.
La Otra Historia se está escribiendo y se hace un lugar a codazos, somos menos de media docena de investigadores, contra miles que escriben la historia oficial.
El Poder Judicial de la Argentina ha tenido a su cargo toda la "tarea sucia" del encubrimiento pero no todos sus aplicados alumnos merecen alta nota de "Muy Bien Felicitado".

Hay "pésimos alumnos" (sit gratia jocandi, hablando humorísticamente) de la Historia Oficial y en este artículo homenajeamos a "los peores. Son aquellos, que aun perteneciendo al establishment del encubrimiento, patean el tablero y gritan "Oíd mortales, el Grito Sagrado" de la Libertad y la Verdad. Porque los malos alumnos de la historia oficial, merecen la mas alta calificación en la otra historia.

¿Quiénes son estos tres alumnos?

Un juez que trabajó en la Corte Suprema que investigó el atentado a la embajada, denuncia manipulación de Marines y FBI forzando a que la investigación transite por una vía predeterminada por EE.UU... Un periódico judeo argentino progresista que denunció la ingerencia del Mossad en la "negociación" del gobierno con el falso acusador Teilleldín. Y la Unidad Amia del Ministerio de Justicia Argentino, que denuncian como el juez que sucedió al expulsado juez Galeano, "trabaja apasionadamente" para no investigar y descubrir la ingerencia de Israel en la causa Amia.

2: Ingerencia y coacción de los Marines y el FBI : Denuncia pública de un Juez argentino

-USA, "prohíbe" a la justicia argentina, investigar la Pista Israelí,
- El FBI presiona ¿amenaza? a un juez argentino
-un juez que no quiere "ser profiláctico" (condón, preservativo), denuncia la coacción norteamericana y la manipulación de pistas por parte de funcionarios israelíes.
El 9-3-2002, la Revista Noticias, publicó un reportaje al juez Alfredo BISORDI, magistrado que trabajó en la Corte Suprema, investigando el atentado a la embajada de Israel.

Sobre lo que muchos llaman el " automóvil bomba plantado en la escena", el Dr Bisordi ratifica la irregularidad: "cuando secuestraron el motor... lo hicieron sin acta de secuestro y con testigos de la misma fuerza". Como si esto fuera poco, el juez refiere que "ningún testigo -de los cientos que estaban en la escena decimos nosotros- vio esta supuesta camioneta".



¿Cuál podría ser la razón que movió a estas acciones que huelen a manipulación de la escena? El juez responde, manifestando que: "Había que seguir la pista que querían los funcionarios de la Embajada de Israel". Infortunadamente, el periodista no repregunta ni se pregunta: ¿Por qué será que los funcionarios de la embajada no querían que se investigue la posibilidad de explosión interna y la falacia del coche bomba?
A Presidencia de la Nación del gobierno del Dr Kirchner, uno de nosotros (Abudara Bini) le presentó las pruebas e indicios sobre la "Pista Israelí", el gobierno respondió con la apertura de una ACTUACION PRESIDENCIAL. Afortunadamente no estamos solos, quien manifiesta conceptos similares, es un juez , encargado de la investigación y que trabajó desde "la primera hora" en la CSI (crime, scene invetigation) Cuando el Dr. Bisordi expresa que no quiere ser "profiláctico de nadie" (sit venia verbo).

La valentía del magistrado, nos brinda un soporte para fortalecer nuestro Desideratum: "como periodista realmente independiente (Fernando Paolella) y como cineasta censurado para "no joder" con una peli sobre estos temas (Abudara Bini)... no somos condones, condonamos ni encubrimos los actos de terrorismo de estados".
A renglón seguido, veremos una segunda cuestión, no menos importante que la anterior. ¿Qué funcionario israelí ofició de Salomé, trayendo la cabeza del coche bomba en bandeja de platino? No se encomendó tan importante gestión a un chichipío. El Juez Bisordi manifestó que "un tal Ron Gorni", nada menos que Jefe de Seguridad de la embajada, "fue el que trajo la hipótesis del coche bomba". Infortunadamente el periodista de "Noticias" no realizó las preguntas de rigor: "doctor Bisordi por qué nuestro gobierno y la Corte Suprema aceptó sin chistar una hipótesis "traída" por un funcionario israelí que "se negó a declarar" acerca de un coche bomba recogido mediante un embarramiento múltiple de la escena".

Los Boinas Verdes

Al fin, el juez se refiere a los Marines y Boinas Verdes: "hubo marines... había boinas verdes... pero jamás se los pudo identificar". No tenemos pleno conocimiento de la causa, tan solo podemos preguntar: ¿se citó a declarar a estos representantes de las FF.AA americanas?

El FBI

Para amenazar jueces, nada mejor que el FBI. En EE.UU., el abogado Stanley Hilton, representando a las familias de 400 de las víctimas del atentado del 11-S, sostiene una causa que denuncia al gobierno de Bush por autoría intelectual de los atentados. Denuncia Hilton que fue el FBI quién lo presionó para que abandone la causa.
Mientras tanto, en la Argentina, el FBI no presiona abogados, sino directamente al juez Bisordi. Menciona el juez recién mencionado que en el atentado a la embajada había gente del FBI en su carácter de servicios de inteligencia extranjeros que husmearon, deambularon pero "no aportaron nada al expediente". Pero, los agentes norteamericanos no se privaron de realizar, lo que parecen amenazas encubiertas: "Dr recuerde el asesinato de Kennedy, no me gustaría estar en sus zapatos". Dice el Dr Bisordi que la anterior frase la tomó "como una advertencia sobre como debía manejarme si aparecían pistas de una intervención militar encubierta de algún servicio internacional".

Nuevamente, el periodista nos privó de conocer la respuesta a la pregunta del millón: "¿Doctor Bisordi, la amenaza velada lo coaccionaba por si "aparecía" o por las pistas y manipulaciones extranjeras de la escena que ya habían aparecido?"

3: Pruebas de ingerencia de Israel en el atentado Amia:

-Juez argentino compra testimonio falso de Telleldín: ¿ Fiscal "trucho" de Israel avala?
-Se desnuda la presencia de un Fiscal Israelí Trucho ( Nueva Sión, periódico judío progre independiente)
-Israel profana el derecho internacional y la justicia penal federal argentina mediante fiscal trucho: lo denuncia la Unidad Amia (Ministerio de Justicia de la Argentina)
Trataremos este tema en base a dos referencias, la primera es una investigación periodística, realizada por el periódico judío progresista Nueva Sión, ellos habrían confirmado en Israel, las falacias de este fiscal y las triquiñuelas realizadas por organismos de ambos estados (argentino e israelí). La segunda referencia, es una presentación formal de la Unidad Amia a la causa.



Veamos lo publicado al respecto por el periódico judío independiente Nueva Sión (los subrayados y las reflexiones entre paréntesis nos pertenecen). Copiamos casi la totalidad de la investigación de Nueva Sión, que se realiza en dos artículos, en el primero se denuncia La Presencia Irregular, y la profanación a las leyes argentinas y derecho internacional.

En el segundo, se indica que El Fiscal era Trucho (falso), pero las Cartas de Presentación del gobierno de Israel, son Reales.
Veamos el primer artículo, que lleva como subtítulo " Un grave ejemplo de las irregularidades cometidas por el juez Galeano no denunciada por las querellas" (No solo por el pato de la boda del juez, sino por varios organismos del Estado de Israel y Argentina)

El título del artículo es: "Telleldín con visitas prohibidas en la cárcel", el autor, a quien rendimos homenaje por su valentía y honestidad intelectual, es Guillermo Lipis.
(Nota para lector no argentino: El Sr. Teilleldín, es un "ladrón" de automóviles, que recibió por parte del juez argentino Galeano, la suma de 400.000 u$ para acusar falsamente a policías de haber facilitado el "falso" coche bomba para el atentado a la AMIA)

El artículo expresa que en un mundo cambiado como el que se vive en la causa AMIA todo fue y sigue siendo posible:
- Fue posible que Carlos Telleldín fuera visitado en la cárcel y a solas, en tres ocasiones, por un representante (trucho) de la Fiscalía General de Estado israelí.
- Fue posible que pasaran diez años para que este hecho apareciera como tal y nadie reclame por el contenido de esos diálogos... (Pero ya no es mas posible el total encubrimiento)

Pero conozcamos algo más de esta singular historia. En notas remitidas por la UEI (Unidad Especial para investigación atentado AMIA, del Ministerio de Justicia) en los meses de febrero, abril y mayo de 2005, esta dependencia solicitó al juez Canicoba Corral "que remita copia de las actas que se labraran en ocasión de las entrevistas que se autorizara a mantener a Eldad Gafner -representante (Imaginario, falso) de la Fiscalía General del Estado de Israel- con el entonces detenido Telleldín". También se reclamó que se solicite a la Fiscalía israelí toda la documentación habiente en su poder acerca de esos diálogos o interrogatorios irregulares para la justicia argentina. Por ahora, y a más de diez años de aquellos encuentros indagatorios, (ni Israel ni el juez argentino responden).

La historia: contada por Nueva Sion



Marzo de 1995, la Fiscal General del Estado de Israel -Dorit Beinish- le escribe una carta al entonces juez instructor de la causa Juan José Galeano. "... Las autoridades del Estado de Israel poseen fundamento para suponer que la investigación de las relaciones existentes entre estos sucesos y otros similares ocurridos en diversos lugares del mundo, puede asistir a las investigaciones efectuadas en Israel..."
"...Las circunstancias... mencionadas implican la conveniencia de que las autoridades de Israel mantengan entrevistas con esta persona (por Carlos Telleldín), y asimismo, a los fines pertinentes, recibirle declaración testimonial"... (La súper-investigación de Israel, solo quería investigar al personaje menos confiable, al que la justicia argentina había comprado para hacer acusaciones falsas: ¿por qué?

- La carta de la fiscal Beishit con el pedido formal a Galeano, no vino "solita" sino acompañada por otra del entonces canciller israelí Shimon Pérez y una tercera suscripta por el entonces embajador Avirán . (El aval de la "visita" vino de todas y las más altas esferas del Estado de Israel... ¿todos sabían que era un fiscal-trucho?)
Sobre estos actos, el tribunal argentino que sentenció que todos los culpables de la Historia Oficial eran "truchos", nos referimos al Tribunal Oral Federal argentino (TOF) consideró que todo era irregular.

Estas entrevistas entre Telleldín y Eldad Gafner fueron consideradas irregulares por el Tribunal Oral Federal número 3 (TOF 3) (Los autores felicitan y se enorgullecen de la actitud del TOF, veamos los fundamentos que dio este alto tribunal, el que recordemos, sentenció que 10 años de investigación eran falsos, así como todos los supuestos culpables de la conexión local)

Algunas de las consideraciones dadas por este alto tribunal fueron las siguientes:
- A pesar de que los fiscales consideraron acreditadas las condiciones formales de procedibilidad del pedido, omitieron que entre Israel y la Argentina no media ningún tratado de cooperación internacional
- Evaluaron como de "irregularidad mayor... el sometimiento del detenido a varios interrogatorios por parte de un fiscal extranjero, en un acto rodeado de total informalidad" dado que "ninguna de las entrevistas fueron notificadas a la defensa de Telleldín, ni obra constancia alguna que ilustre el tenor de los interrogatorios ni las respuestas". Cabe recordar que "para la época de las reuniones, la legislación procesal argentina, sin excepción, contemplaba la declaración indagatoria como una acto que sólo podía ser recibido por el juez.

Nosotros remarcamos las ideas más importantes:
- No se acompañó pliego de preguntas, se desconoce lo preguntado y no existe -al menos oficial y formalmente- copia de lo testimoniado por Telleldín.
Como puede observarse, al decir del TOF 3, los encuentros estuvieron "muy lejos de adecuarse a las costumbres internacionales de ayuda mutua como sostuvo el juez en su resolución puesto que se desconoce en qué consistió el auxilio, como así también en qué calidad declaró Telleldín".

- Las entrevistas figuran en el expediente, son cuestionadas por el fallo de un alto tribunal hace un año, pero estos hechos no existen ...para el juez que hoy continúa la causa. Disculpe el lector extranjero, pero es así como se investiga un atentado de terrorismo de estados, por ...los Estados Involucrados.
La Unidad Amia destaca la importancia de las constancias que (deberían) haber documentado los tres encuentros sostenidos entre Gafner y Telledín a solas. Asimismo critican la insólita respuesta del hoy juez Canicoba Corral para quien, parece ser, las entrevistas nunca ocurrieron: "el juez Canicoba Corral se limitó a desconsiderar la cuestión... no sin antes volcar algunas referencias sobre el pedido de esta UEI, a las que corresponde atender a continuación: De un lado, hizo saber (Canicoba Corral) que realizada ‘la búsqueda correspondiente en las bases de datos existentes en esa sede, no fue hallada constancia o acta alguna relativa a presuntas entrevistas que hubiera mantenido el representante de la Fiscalía Israelí, Eldad Gafner, con Carlos Alberto Telleldín".

¿Nunca vio el juez Canicoba Corral las cartas de Dorit Beinish, Shimon Pérez, el entonces embajador Avirán, Guido Di Tella, las notas suscriptas por su antecesor Galeano y las constancias dejadas por el entonces secretario federal Carlos Velasco en las que se daba cuenta de los encuentros sostenidos entre Telleldín y Gafner?
¿Desinterés, negligencia o un nuevo fraude moral que evita ir a fondo con la búsqueda de la verdad y todos los elementos que pueden acercar a ella?
El artículo de Nueva Sión concluye considerando que: a 11 años del atentado, parece ser que muchos funcionarios del Estado, dirigentes comunitarios y los abogados querellantes siguen mirando para otro lado; y haciendo lo que quieren con el recuerdo de los muertos y la búsqueda de justicia.

A continuación veamos el segundo artículo, del cual ya desde el título es mas que sugestivo: ¿ El fiscal que no fue? (Fiscal que no era tal, o fiscal trucho). Su autor, que investigó y escribió desde Israel es Shlomo Slutzky.
Elocuente y firmemente, el artículo aclara que Eldad Gafner, no fue entonces ni después un representante de la Fiscalía israelí, sino "un agente oficial israelí" (oficial de inteligencia suponemos nosotros) como lo admitió al corresponsal de Nueva Sión en Israel uno de los voceros del ministerio de Justicia israelí.

El representante de la Fiscalía General de Estado de Israel, podría ser un representante de otro organismo israelí, y no de la Fiscalía General de Estado. Esta es la conclusión a la que empujan las pruebas y datos recogidos por este corresponsal en Israel, quien acudiera a las más altas instancias israelíes del ministerio de Justicia y la Fiscalía de este país para lograr la liberación pública del informe de quien fuera presentado en la Argentina como Eldad Gafner, un personaje que nunca estuvo registrado como personal del ministerio de Justicia israelí.
Argucias del gobierno de Israel para enviar un fiscal de contrabando y luego lavarse las manos...



Cabe resaltar que en todas las cartas (oficiales) reproducidas no aparece el nombre de Gafner, sino que, por ejemplo, la entonces Fiscal israelí Dorit Beinish (ahora jueza en la Corte Suprema de Justicia de su país) pidió que "las circunstancias mencionadas, implican la conveniencia de que las autoridades competentes del Estado de Israel mantengan entrevistas con esta persona (por Telleldín), y así mismo, a los fines pertinentes, recibirle declaración testimonial". Nadie habla de un permiso especial a Gafner, lo que liberaría de responsabilidad a los firmantes de las cartas (el entonces Canciller Shimon Pérez, Dorit Beinish, y Avirán), de la responsabilidad directa por la identidad y la pertenencia institucional del enviado israelí. (¿No es esta la evidencia de la premeditación por parte de Israel de fraguar la identidad de un funcionario?)
Veamos ahora, nuestra conclusión sobre la brillante Investigación de Nueva Sion. No se moleste el lector sin el párrafo que sigue parece extraído de "Alicia en el País de las Maravillas".

La argucia es clara. Las cartas contienen un pedido oficial, de organismos oficiales, para tareas oficiales, pero nunca se manifiesta clara y oficialmente el nombre del funcionario......Pero la persona con nombre y apellido que ingresa a la Argentina, con las cartas oficiales y pasaporte oficial...tiene nombre y apellido. Y la persona de nombre y apellido con pasaporte oficial que entra legalmente a la Argentina portando cartas oficiales, no existe oficialmente en Israel.
La Justicia argentina denuncia al fiscal trucho y cuestiona al juez que actualmente tiene la causa y no desea investigar.

A continuación, veremos los conceptos, con la que la Unidad Amia se presentó ante el Dr. Canicota Corral, juez que sustituye al Dr. Galeano. Los hechos denunciados periodísticamente por Nueva Sión, serán ahora duramente cuestionados por el Ministerio de Justicia argentino.
Quien espere encontrar en lo frío del escrito judicial de un gobierno como el de Kirchner, algo mas tibio, más ambiguo, más connivente con Israel, hallará exactamente lo contrario. Transcribimos el texto casi completo de esta presentación, resulta farragoso, sobre todo para el lector no acostumbrado a leer presentaciones judiciales, pero vale la pena paladearlo, con alguna pausa para tomar un café, porque la medida de las irregularidades y la presencia de gran cantidad de funcionarios de alto rango de ambos países, es abrumadora.

Unidad Especial de Investigación Causa AMIA, Buenos Aires, 17 de mayo de 2005. Al titular de la Unidad Fiscal, creada por Resolución Nº 84/04, de la Procuración General de la Nación. Dr. Alberto Nisman.

"Me dirijo a Ud......en cuanto interesa requerir información al Estado de Israel sobre la intervención (de) funcionarios de su gobierno, a saber el subsecretario de asuntos latinoamericanos de la cancillería israelí, Dov Schmorak, en 1994, y el representante de la fiscalía general del Estado de Israel, Eldad Gafner. (no se hace mención al carácter falso del fiscal...por ahora)

Los antecedentes de ese pedido se vinculan con la autorización de "entrevista" con Telleldín que fuera otorgada por el juez Galeano a propósito de una solicitud de la Fiscalía General del Estado de Israel.... "
"A ese episodio se alude además en la sentencia del tribunal oral (TOF) en términos críticos en orden a "la irregularidad... dada por el sometimiento del detenido a varios interrogatorios por parte de un fiscal extranjero, en un acto rodeado de total informalidad... y confiriéndosele atribuciones que el código de rito no concedía para esa época, en ningún caso, a los funcionarios del Ministerio Público Fiscal intervinientes en el proceso".

"Advirtió el tribunal (TOF) que de "ninguna de las ‘entrevistas’ fue notificada la defensa de Telleldín, ni obra constancia alguna [al menos en la incidencia obrante en el tribunal] que ilustre del tenor de los interrogatorios, ni de las respuestas", y que "debido a la informalidad de los interrogatorios, no se acompañó pliego de preguntas, por lo que resulta imposible conocer los temas acerca de los cuales fue interrogado; también se desconoce la modalidad empleada para ello, en otras palabras, si el marco legal de protección que prevé el código de forma fue respetado", lo que llevó al tribunal a "concluir que la aludida entrevista estuvo muy lejos de adecuarse a las costumbres internacionales de ayuda mutua, como sostuvo el juez [Galeano] en su resolución, puesto que se desconoce en que consistió el auxilio, como también en qué calidad declaró Telleldín". (Declaró en calidad de qué, en qué cualidad se habla de declaración, por qué descartar a priori que hubo "negociación", presión u otra maniobra si todo el marco se presenta irregular, así como su background argentino, puesto que el magistrado Galeano, "arreglaba" falsas declaraciones)

Estos hechos irregulares, de actividad irregular de Israel y la Argentina se hacían en momentos donde, la justicia argentina, estaba comprando a un testigo para que hiciera acusaciones falsas, para las que se le pagaban 400.000 u$ (esta acotación nos pertenece)

El escrito de la Unidad Amia continúa:
"Se advierte claramente la utilidad de contar con las constancias que entonces pudieran haber documentado y hoy permitieran echar luz sobre esos irregulares encuentros que funcionarios israelíes concretaron en tiempos en que tenía inicio aquella "actividad irregular y subrepticia del Estado" (La irregularidad de estos "actos conjuntos", que nosotros denominamos joint venture, nace en ese momento, se mantiene todos estos años oculta y persiste, en la apatía del actual magistrado Dr. C. Corral y la reticencia actual del gobierno de Israel) destinada a obtener una versión de los hechos brindada por el detenido Telleldín, en los términos de lo denunciado por el tribunal que se encargara del juicio público del caso".
El juez que sucedió al expulsado juez Galeano no encuentra ninguna prueba de los hechos:
Frente a ello, el juez Canicoba Corral se limitó a desconsiderar la cuestión y devolverla a esa Unidad Fiscal, no sin antes volcar algunas referencias sobre el pedido: De un lado, hizo saber -el juez- que realizada "la búsqueda correspondiente en las bases de datos existentes en esa sede, no fue hallada constancia o acta alguna relativa a presuntas entrevistas que hubiera mantenido el representante de la Fiscalía Israelí Eldad Gafner con Carlos Alberto Telleldín".

Remedios para ayudar a un juez a encontrar pruebas

La Unidad Amia, le recuerda al actual juez, que no hay una constancia, sino muchas y que estas pruebas son nada menos que cartas oficiales del Estado de Israel, la cancillería argentina, el juez Galeano y los fiscales. (acotación nuestra)
Por lo tanto, la Unidad Amia, adjunta copia de "pruebas insignificantes" Actuaciones del marzo de 1995 en la que la fiscal general del Estado de Israel, Dorist Beinish, solicita autorización para entrevistar a "una persona encarcelada en Argentina, que nos puede dar información útil"; actuación en la que el embajador de Israel Itshak Aviran, adjunta a la petición de la fiscal israelí una carta firmada por el canciller israelí Shimon Pérez donde solicita que el asunto sea tratado "en forma personal y urgente".



No todo es "mérito" israelí, la Unidad Amia recuerda al juez la existencia de una actuación del 21 de marzo de 1995 en la que el canciller argentino Di Tella adjunta y apoya las peticiones extranjeras. También actuación del juez Galeano en la que ordena tramitar una incidencia sobre la cuestión y de intervención al fiscal; actuación de los fiscales Müllen y Barbaccia donde hacen saber que no advierten "impedimentos" para acceder.
Pero no todo fue lecho de rosas (acotación nuestra), pues el prisionero, pagado por el juez Galeano para hacer acusaciones falsas, el Sr Teilleldín patea el tablero, cuestión que aparece en una actuación del entonces secretario Velasco del 6 de abril de 1995 en la que informa que el detenido Telleldín "se negó al traslado dispuesto por el tribunal, razón por la cual el mismo no se llevó a cabo", O actuación del entonces juez Galeano del 7 de abril de 1995 en la que dispone el nuevo traslado del detenido Telleldín para ese día "a los mismos fines que los ordenados" el día anterior, y solicita que "en caso de negarse el nombrado al traslado dispuesto, se informe por escrito los motivos de tal negativa"; O actuaciones del entonces secretario Velasco del 7 de abril de 1995 solicitando el traslado en tales términos; O actuación del 7 de abril de 1995 en la que la autoridad penitenciaria informa por escrito los motivos de una nueva negativa de Telleldín a concurrir al juzgado; o actuaciones del entonces juez Galeano del 10 de abril de 1995 en las que ordena se traslade a Telleldín ese día a la sede de su juzgado; O actuaciones del entonces secretario Velasco del 10 de abril de 1995 solicitando el traslado para ese día; (Teilledín "cambió" de parecer por razones santas o non sanctas o se le "torció" la muñeca con "razones")

Entre la telenovela y la tragicomedia

Las idas y vueltas, que a cualquier observador, sugieren la existencia de "negociaciones" continúan. Hay actuación del secretario Velasco del 10 de abril de 1995 "para dejar constancia que, el detenido Telleldín mantuvo una entrevista con el Sr. Eldad Gafner -delegado de la Fiscalía General del Estado de Israel-"; O actuación del entonces juez Galeano del 11 de abril de 1995 en la que ordena trasladar ese día a la sede del juzgado a Carlos Telleldín "en tanto y en cuanto el delegado de la Fiscalía General del Estado de Israel, Eldad Gafner, solicitó la posibilidad de continuar en el día de la fecha con la entrevista que viene manteniendo".

Otro roce entre el preso argentino comprado y el fiscal falso israelí:
Esto aparece reflejado en la actuación del 11 de abril de 1995 en la que la autoridad penitenciaria informa "que en la fecha Telleldín se negó a concurrir por ante vuestro tribunal, manifestando: "No concurro por propia voluntad".
La Unidad Amia se ve forzada a concluir, que tras esta actitud del juez que sucede al destituído Dr Galeano, solo cabe pensar que, estamos ante un acto de Lampeduzza, "cambiar algo, matar un pato para la boda (Galeano) para que todo siga igual".
El juez destituído y el juez actual tienen similar proceder
"Ahora bien, esta Unidad Amia señaló ya en otra ocasión que "el proceder del juez Canicoba Corral mantiene las mismas características perjudiciales para el avance coordinado de las pesquisas que el cuestionado accionar entonces desplegado por el apartado juez Galeano". Y vistos los nulos resultados obtenidos en la búsqueda que ahora se llevara adelante, se advierte que el peculiar modo en que se compulsa allí la información también parece reproducir el desinterés y las deficiencias que signaran el accionar en el juzgado de Galeano"

Joint venture argentino-israelí para el encubrimiento

La investigación de Nueva Sión, aclara que a la irregularidad del juez argentino que no investiga, se corresponde desde el gobierno de Israel, con una cadena de altos mandos, por los que se encubre que el "enviado" no era fiscal y lo que es peor, que todo lo irregular pudo ser premeditado.
Si nosotros, como cualquier lector, estudiamos en conjunto la investigación periodística con la crítica realizada por la Unidad Amia, tendremos una comprensión profunda, de cómo fue la "cooperación" de Argentina e Israel en el principio del encubrimiento y cómo, esta se mantiene hasta hoy.

¿Nada cambió, todo sigue como al principio? ¡De ninguna manera!
La Historia Oficial cayó tras un uppercut y la cuenta se acerca al KO
A partir del fallo del TOF, dando por tierra con todo un período, se abre la "cajita feliz" (tipo de envoltorio que Mc Donald entrega a los niños con su comida chatarra) durante la cual, reinó por diez años una Historia Oficial, falsa de cabo a rabo. Por primera vez, investigadores argentinos, apoyándose en constancias judiciales y de periodismo de investigación serio, hablan de la Pista Israelí.

4. Elisa Carrió, Lider de la Moralidad Politica Argentina: ¿a favor del encubrimiento en el atentado a la embajada?

Es de conocimiento público, que la entonces diputada Elisa Carrió, junto con otros legisladores, realizó una sesuda investigación de todo lo actuado por la Corte Suprema en el atentado a la embajada de Israel.
En muy escueta síntesis, podemos decir que toda la Causa Embajada, tiene dos hipótesis, o hubo coche bomba y podría constituirse alguna pista contra fundamentalismos musulmanes (pakistaníes, hezbollah) o no hay coche bomba y todo lo relacionado con una explosión externa es "plantado" y se abre la Pista Israelí y una explosión interior.
Hay abundante prueba a favor de la explosión interna, hay pericias de ingenieros que avalan la explosión interior. Pero el informe de la entonces diputada Carrió, en una actitud cuasi temeraria, hace como si todas las pruebas que apuntan a la Pista Israelí no existieran.

Ampliaremos en un próximo artículo.

Articulo Relacionado:

Autoataques gubernamentales de terrorismo en USA, Argentina y Londres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada