martes, 6 de diciembre de 2005

El custodio del Agua

Douglas Tompkins



Es el norteamericano que más tierras posee en la Argentina. Lo acusan de dominar reservas de agua potable. Dice que sólo quiere preservar la naturaleza. Historia de un gurú de la ecología profunda.

Podría tratarse de la Patagonia sólo porque el protagonista de esta historia es un conquistador del fin del mundo. Pero sucede todo en el centro mismo del Litoral, en los Esteros del Iberá, ese pantano correntino donde gobierna el yacaré y los carpinchos parecen personas en la cola de un supermercado. Es, además, una noche de septiembre, dominada por un cielo indescifrable, pecoso de estrellas. La estancia donde estamos se llama "Rincón del Socorro" y es cierto: alguien debe haber pedido auxilio para escapar de este lugar donde el aislamiento es definitivo y la naturaleza primigenia.

El hombre, sentado en la mesa principal de su cabaña de madera, mastica grisines de centeno y toma Pisco Sour con esa serenidad que parece ser su sello. Tiene 67 años y la voz grave, un hilo que fuga hacia adentro y que a veces no se percibe. Tiene, además, una fortuna que supera los 200 millones de dólares y mucha tierra: 460 mil hectáreas en el sur de Chile (que parten al país en dos) y 300 mil más en la Argentina, de las cuales 179 mil se encuentran justo encima del acuífero guaraní, la tercera reserva de agua potable del mundo.

Temas relacionados

QUE ESCONDE EL MAGNATE DOUGLAS TOMPKINS?

Los magnates extranjeros adquieren millones de hectáreas en complicidad con fundaciones ecologistas

Lobos disfrazados de Corderos en la mesopotamia Argentina

Acuífero guaraní

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada