martes, 22 de noviembre de 2005

6:31
1

Bolivia necesita ser desarmada para facilitar los planes en marcha de los neocons/ zionistas que tienen como objetivo apoderarse de sus recursos naturales, para ello han dispuesto una base militar para más de 20.000 soldados que les facilitaron los lacayos de Paraguay. Esta base esta siendo dotada de todo el personal y equipamiento necesario para el momento en que necesiten salir huyendo del Medio Oriente y Asia y vuelquen sus fuerzas a su Fortress Amerika. (Fortress America II) Venezuela y Bolivia están en la mira de los genocidas y sus lacayos.

¿Está Chile implicado en los genocidas planes de los Zionistas?

@DIN, 22 de noviembre


Recientes versiones periodísticas publicadas en Bolivia indicaban que funcionarios militares y del gobierno habrían "regalado" a fuerzas militares norteamericanas armamento misilístico anteriormente adquirido en China. Según estas versiones, los misiles fueron retirados de los arsenales del Ejército y la Fuerza Aérea por tropas comando de Bolivia y Estados Unidos.


Las informaciones publicadas añaden que las armas fueron entregadas a personal militar norteamericano, para su salida del país en un avión estadounidense, eventualmente con destino a la base que Washington tiene en Ecuador.
El ex canciller Juan Ignacio Siles reveló por su parte que Estados Unidos presionaba por la entrega de los misiles desde la pasada administración de Carlos Mesa (2003-05), demanda rechazada por ese gobierno y por el alto mando militar de entonces, según apuntó.


La Cámara de Diputados de Bolivia debatirá hoy, posiblemente en sesión secreta, estas denuncias efectuadas por el MAS (Movimiento al Socialismo), según las cuales 28 misiles tierra-aire de las Fuerzas Armadas fueron entregados a Estados Unidos.



El presidente Eduardo Rodríguez defendió recientemente la versión oficial y sostuvo que el asunto, por ser de seguridad nacional, no debería ventilarse públicamente, por lo cual se prevé que el gobierno pida tratar el tema en sesión congresal secreta.


Galindo adelantó en días pasados que ratificará la versión oficial de que los cohetes, suministrados por la República Popular China, fueron destruidos por haber quedado obsoletos al vencerse su tiempo de uso, y no fueron a manos norteamericanas.


El tema será materia de un informe del ministro de Defensa, Gonzalo Méndez, convocado junto al jefe de las Fuerzas Armadas, almirante Marco Justiniano, a informar sobre el retiro de ese armamento de los arsenales militares y sobre su destino.


El jefe de la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Antonio Peredo, adelantó que Méndez será interpelado, porque en el caso hubo violaciones de leyes, reglamentos y normas sobre el manejo de este tipo de armas.


Recientemente el caso fue hecho público por el MAS, y Peredo apuntó que el ministro deberá aclarar contradicciones oficiales, pues mientras el gobierno sostiene que los misiles fueron destruidos, un asesor militar aseveró que fueron enviados a Estados Unidos para ser "repotenciados" por ser obsoletos.


Juan José Torres, diputado independiente, reveló que posee información probatoria de que las armas no eran obsoletas, pues fueron fabricadas en 1994, con una vida útil de veinte años, es decir, que estaban operativas hasta 2014.


Según Torres, el gobierno debe además precisar si se ha cambiado la estrategia de defensa nacional, basada en contar con un sistema misilero disuasivo de defensa antiaérea.


Tanto el MAS como diversos medios de prensa dicen haber recibido información sobre el caso, de militares indignados por la denunciada entrega de los misiles a Washington y por el hecho de haberse privado a la defensa de sus medios antiaéreos esenciales.


Esas fuentes castrenses sostienen que Bolivia ha quedado inerme ante un ataque aéreo y el diputado Peredo consideró grave que Washington prive de medios defensivos a Bolivia, mientras abre un crédito de 50 millones de dólares a Chile para la compra de misiles.


Indignación


En tanto una dura nota de opinión, firmada por Mauricio Aira, que publica el diario boliviano Los Tiempos, sostiene entre otros conceptos:


"¿Que los misiles estaban obsoletos? Falso.





La investigación realizada por García Mérida muestra que las armas vendidas por China a Bolivia están aptas para ser usadas y no significan peligro mayor en su manipulación que las minas anti personales. ¿Que hubo una resolución de la OEA para que todos los estados miembros inutilicen los misiles chinos? Falso. La recomendación existe, pero se refiere a otro tipo de armamento, no a los misiles en concreto. Nos remitimos de nuevo al detallado y minucioso estudio con fuentes de toda confianza.


"Al plantearse la primera falsedad y la media verdad del segundo argumento, surgen otras preguntas que necesariamente deben ser respondidas por el Ministro Gonzalo Méndez. ¿Por qué no se informó al Congreso por el Ejecutivo de tan grave determinación de entregar los misiles, o de destruirlos, o de cambiarlos por otro tipo de armamento? Si admitimos que la compra fue autorizada por el Congreso Nacional, ¿no es acaso ocioso aludir a la naturaleza secreta y reservada del tema que se hubiese obviado al consultarlo con los diputados y senadores?


Existe razón para sospechar que se está ocultando la verdad. ¿Ha sido tan grande la presión de los Estados Unidos para desarmar a las Fuerzas Armadas que podrían haber hecho peligrar la seguridad nacional? Y la pregunta no está dirigida tan sólo al Presidente Rodríguez, también va al ex Presidente Carlos Mesa. ¿No existe confianza en el pueblo boliviano y en sus organizaciones? ¿Toma o no en cuenta el Ejecutivo a los partidos políticos representados en el Parlamento que para casos tan delicados y serios no puede realizar consultas, intercambiar información, hacerles participar de las amenazas en su caso que pesan sobre esto que tenemos en común y que se llama Bolivia?


"Lo más probable es que Chile esté detrás de toda esta movida y que hubiera condicionado el reiniciar el diálogo al desarme de Bolivia y que el Presidente creyéndolo hacer bien, hubiera admitido los planteamiento del vecino. Razonamientos como éste tienen lugar por falta de claridad, por falta de confianza en el pueblo, por temor a las represalias o a las amenazas de una tercera potencia. El resultado es que las exhortaciones del Presidente Rodríguez pidiendo a los medios que se dé por concluido el asunto y que en lo sucesivo no se hable más sino en las sesiones secretas del Congreso, en lugar de tranquilizar el ánimo han inquietado aún más a la ciudadanía que en este momento se está preguntando cuán seria y peligrosa será la situación que las Fuerzas Armadas se han visto obligadas e entregar los misiles, ¡que ni siquiera se habían terminado de pagar! Y que la movida, sea para inutilizar los misiles, o entregarlos a Chile o Estados Unidos, se realizó en el mayor sigilo, ¡como si Bolivia estuviese en guerra, rodeado de enemigos!"


Fuente:


AnimalWeb

1 comentarios:

  1. Yo realmente quedo estupefacto al saber que un pais el cual tiene, poco casi nada de armamento belico, pueda dar, donar, o regalar misiles a la primera potencia belica del mundo, pudiendo devolver al pais fabricante para hacer un up grade, de los mismos, realmente es algo que no entra a mi cabeza por ser boliviano y vivir fuera, -que pais es ese! el cual es un pais tan rico en recursos naturales, y con que tipo de gente cuenta, para tales actos, entonces creo que de aqui a un tiempo tendremos a CNN y otras bien puestas en bolivia cubriendo a los gringos defendiendo la democracia -segun ellos claro- por que un partido socialista llego al poder y quiere despenalizar la hoja milenar de coca.

    ResponderEliminar