sábado, 21 de febrero de 2009

LA MAFIA JUDIA EN LA ARGENTINA II



“En pleno conflicto del campo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se entrevistó con Eduardo Sergio Elsztain. Los contenidos exactos del diálogo se desconocen. Lo que sí se sabe es que Elsztain fue invitado porque es el principal latifundista cerealero y sojero de la Argentina, influyente a las vez, sobre las cuatro organizaciones ruralistas – Sociedad Rural, Federación Agrearia Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro – y empresario de confianza en las esferas de decisión del gobierno.


Elsztain y Cristina kirchner

En el mes de enero del 2008 Eduardo Sergio Elsztain se entrevistó lejos de los despachos oficiales con Martín Lousteau, entonces ministro de economía, y le sugirió elevar “nuevamente” las retenciones. Estas ya habían sido elevadas dos veces durante el 2007.
Más allá de los intereses fiscales en juego, Elsztain necesitaba esta medida para incrementar aún más su ganancia extraordinaria. Sabido es que existe una ganancia extraordinaria básica por el precio internacional y porque la demanda sigue creciendo en el Extremo Oriente.

Pero para poder hacer más fáciles los negocios de penetración terrateniente en Brasil, en Paraguay y en el Este boliviano, le hace falta a la mafia más y más dinero. Estos recursos deben ser extraídos de la gran masa de productores en negro, que ante el crecimiento de las retenciones habrían de quedar a merced de los acopiadores y de los grandes cerealistas exportadores de los cuales Elsztain y su amigo Marcos Marcelo Mindlin, son los primeros.



Mindlin y Nestor kirchner

El negocio es simple. Cualquier persona puede entender esta lógica de la superganancia fácil sobre un sujeto extorsionado doblemente, por el aparato fiscal del gobierno y por el gran capital concentrado.
Una asociación perfecta: la mafia obteniendo una ganancia extorsiva, mediante la utilización, no de pistolas o “luparas”, sino de un arma mucho más efectiva, el aparato fiscal del Estado.

La gran masa de productores en negro, aquellos a los que el propio fisco no incorpora deliberadamente, se ve obligada a realizar operaciones a pérdida que para intermediarios, acopiadores y cerealistas exportadores son ganancia redonda. Eso motivó el largísimo paro granario en rechazo a la política fiscal del gobierno, que a los cerealistas no les significó absolutamente ningún riesgo ni mucho menos, costo adicional. Encabezados por la mafia Elsztain, trajeron 4 millones de toneladas de soja del Paraguay que llegaron a Rosario en convoyes de balsas por la Hidrovía del Paraná.



Soros y Nestor Kirchner

La larga huelga agraria produjo desabastecimiento y, a la vez, un tremendo desprestigio del gobierno, pero los grandes cerealistas silenciosamente, siguieron ganando dinero y consolidaron su expansión en todo el MERCOSUR. La mafia Elsztain avanza rápidamente en el territorio sojizado. Lo obtenido como ganancia extraordinaria con la crisis lo utilizará para extender sus latifundios en Goiás y en el Matto Grosso”.

Fuentes

http://www.diariolibre.info/secciones/noticias/nota.php?id=8286
http://blogs.clarin.com/fantasma-recargado/2009/2/3/la-mafia-judia-argentina-opera-silencio-audio-

ARTICULOS RELACIONADOS

GEORGE SOROS, ENEMIGO DE LA HUMANIDAD

"Antisemitismo", ideología dominante de la Pax americana.


La Palestinización de la Argentina


En Memoria del 24 de marzo: Sr. Verbitsky, Rodolfo Walsh nunca fue cipayo


OBAMA AL GOBIERNO, SOROS AL PODER

El terror global antiglobal

Las "dos caras" del lobby judío

EL KIRCHNERATO Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

La Globalización = Global Invasión. El financiero Soros quiere cambiar el mundo (y sus gobiernos).

la "izquierda controlada": El dinero de Marx y el oro de Rothschild

El G300: Los Dueños del Mundo, Creadores del Tratado de Kyoto

FIDEL CASTRO: DE LA REBELDIA A LA PROMOCION DEL GOBIERNO MUNDIAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada