miércoles, 25 de enero de 2012

Mantra: Política Práctica



Mantra: Política Práctica

Mantra, Palabras de Poder.

Según antiguas escrituras, la Palabra fué una de las primeras manifestaciones del Universo. Es la Voluntad Expresada. Con la repetición del Mantra, afirmamos un estado, y lo hacemos "bajar" a nosotros. Mucho se puede hablar de las Palabras de Poder, pero, eso es un trabajo que debemos hacer nosotros.

El sonido tiene un poder profundo y es un hecho reconocido y natural que los sonidos estridentes perturban e irritan, mientras que los sonidos suaves tienen un efecto relajante y apaciguador. Por eso se consideran tan importantes a los mantra, como herramienta en nuestra evolución interior, pues aprendiendo a utilizarlos podemos descubrir un sinfín de posibilidades para mejorar nuestra relación con nosotros mismos y con los demás, tanto a nivel material como espiritual. Además son muy útiles para utilizar en los ejercicios de meditación y relajación profunda para elevar nuestros niveles de vibración a planos más altos y puros.

Mantra es una palabra sánscrita que se desglosa en dos concepciones: man - que es el correlato entre el pensamiento y la criatura pensante y tra que significa "instrumento". Así pues el Mantra es un instrumento de la mente que también nos puede ayudar a mantenernos en la calma, explorar nuestras capacidades mentales, evitar la depresión.

Esta herramienta tiene su origen en la India y surge por la necesidad de los yoguis a utilizar algún mecanismo como ayuda en la búsqueda de la realidad última o principio universal. Estos antiguos visionarios percibieron algunos sonidos en sus profundas meditaciones que pudieron observar que estaban en correspondencia con su nivel de meditación o energía. Se fundan así los mantra en palabras sánscritas en las que cada letra tiene un valor místico. De manera que son palabras de poder y pueden aportar beneficios al que las sabe utilizar. Existen numerosísimos mantras hallados en los textos sagrados de diversas culturas como la tibetana, védica, budista, hindú, etc., pero hay algunos más comunes o más utilizados como el famoso mantra Aum (Om).

Lo primero que hay que comprender es cómo se recita un mantra. Es cierto que es muy conveniente mantener la pronunciación de la palabra en sánscrito, pero lo más importante es que cuando se recitan se haga siendo conscientes del sonido y de su poder. Es decir, de nada sirve recitar de memoria sin prestar toda nuestra atención al sonido y a su vibración. Existen tres procesos de asimilación del mantra. El primero, en una etapa inicial de toma de contacto se recitan los mantra en voz alta. El segundo, en un momento más avanzado se recitan en voz baja. Y el tercero en un momento ya de dominio del mantra se recita mentalmente.

Se pueden recitar en cualquier lugar y en cualquier momento y son de especial ayuda para superar momentos de crisis como un exámen o una entrevista de trabajo.

Los mantra también tienen sus herramientas complementarias para ayudar a que tengan un efecto mayor sobre el individuo. Para ello se suelen utilizar una serie de mudras, que son posiciones corporales adecuadas a cada mantra y yantras, que son los símbolos que cada mantra tiene.

Continue leyendo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada