miércoles, 1 de noviembre de 2006

Así derrotó Hezbolá a Israel



La victoria de Hezbolá en su reciente conflicto con Israel es mucho más importante de lo que piensan muchos analistas de EEUU y Europa. La victoria de Hezbolá revoca la tendencia de 1967: una derrota contundente de Egipto, Siria y Jordania que cambió las ilustraciones políticas de la región, colocando en su lugar regímenes que se doblegaban adaptando sus políticas exteriores para reflejar el poder estadounidense e israelí. Ese poder ahora se ha mancillado y revocado y está surgiendo un nuevo liderazgo en la región.

La lección singular del conflicto puede perderse por las altas esferas de las elites políticas favorables a Israel de Washington y Londres, de su "estamos luchando por la civilización", pero esa lección no se perderá por las calles de El Cairo, Amán, Ramala, Bagdad, Damasco o Teherán. No debería perderse entre el liderazgo político israelí en Jerusalén. Los ejércitos árabes de 1967 lucharon seis días y fueron derrotados. La milicia de Hezbolá en Líbano combatió durante 34 días y ganó. Lo vimos con nuestros propios ojos cuando mirábamos los cafés de El Cairo y Amán, donde sencillos tenderos, campesinos y trabajadores miraban fijamente la información que ofrecía la televisión, bebían lentamente a sorbos su té, y silenciosamente se decían a sí mismos: "siete", "ocho", "nueve"…DOCUMENTO COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada