lunes, 15 de enero de 2007

UN ANÁLISIS CRÍTICO DEL “INFORME CIENTÍFICO OPINIÓN CONSULTIVA SOBRE PASTERAS”

Ing. Quím. Walter Isabella
Dr. Mario R. Féliz
Dr. Oscar N. Ventura
Lic. Luis Anastasía
Ing. Ind. Agustín Viale

Enero 2007


El Arq. Pérez Esquivel, de conocida posición antipasteras, y Presidente de un par de organizaciones ambienta-listas recurrió al Vice-presidente de esas mismas organizaciones (el Prof. Conti) para la confección de este informe. No se buscó uno o más expertos en temas relacionados con la industria de la celulosa, sino que se invitó a un profesional en el área ambiental, de una Universidad y un país (Italia) sin gran experiencia en el tema de fabricación de pasta químicas de celulosa, quien a su vez convocó profesionales de su conocimiento, con iguales carencias. Ello determinó la presencia de errores relevantes en el reporte del GTE, que induce a catalogarlo más como elemento de difusión que como reporte científico.

Entre los defectos y errores evidentes que tiene el procedimiento y el informe del GTE se destacan los siguientes:

* El GTE ignoró completamente la existencia de los informes de impacto ambiental previos;
* Ignoró todo el material de base existente en la DINAMA sobre estas fábricas;
* Como consecuencia de los puntos anteriores, reiteradamente señalan carencias de los informes que analizan, que en realidad no son tales, pues la información está disponible en forma pública y fácilmente accesible;
* Desdeñó los detallados modelos fisicoquímicos y computacionales existentes;
* El GTE avanza opiniones contrarias a los emprendimientos, sin dar datos cuantitativos, y en los poquísimos casos en que se los da, errando tanto en los conceptos cualitativos como en los cuantitativos, al punto de decir que no se informan aspectos que están clara y explícitamente informados, por ejemplo, el consumo de dióxido de cloro.

La falta de experiencia en el tema celulósico de los profesionales del GTE se evidencia cuando:

* Confunden procesos como el de fabricación de pasta (objeto del estudio) con el de fabricación de papel (que es un proceso diferente);
* Confunden procesos físicos de tratamiento de la madera (astillado o chipeado) con procesos químicos (cocción);
* Ignoran que el Convenio de Estocolmo y todos aquellos especialistas de reputación en el área coinciden en que en los procesos estudiados no se producen dibenzo-p-dioxinas o dibenzofuranos policlorados en niveles detectables;
* Cuando no conocen los procesos de blanqueo y concomitantemente la diferencia entre un proceso ECF y un proceso ECF-light;
* Cuando ignoran la existencia de mecanismos de eliminación y mitigación de las emisiones (notablemente los barros biológicos y los precipitadores electrostáticos) o el significado de las BAT;
* Hablan de monocultivo de eucaliptos para bosques cultivados en una superficie menor al 4% de un país, forestación que se desarrolló concomitantemente con el área ocupada por bosques de especies nativas, y no a costa de los mismos, entre otros errores conceptuales, cualitativos y cuantitativos.

En suma, la opinión del GTE resulta ser de escaso valor académico, maneja escasa información desde el punto de vista de la ciencia y tecnología del proceso estudiado y desconoce las variables científicas y tecnológicas involucradas.--ARTICULO COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada