martes, 1 de agosto de 2006

¡Gilad Atzmon descubre documento confidencial israelí!


Estado de Israel
Confidencial
Gilad Atzmon (1)


El Ministerio de Exteriores de Israel insta a los cabilderos de Israel en todo el mundo así como a sus representantes a difundir el siguiente mensaje. Esta guerra es por nuestra supervivencia, no como todas las demás guerras que fueron todas por nuestra supervivencia. Debemos actuar firmemente y decir al mundo que:


  • Nuestro ejército es el ejército más humanista del mundo.

  • Nuestro ejército siempre informa a las víctimas indefensas antes de lanzar toneladas de bombas sobre sus cabezas.

  • ¿Hay otro ejército del mundo que lance panfletos antes de cometer genocidio?

  • ¿No pedimos ‘sinceras disculpas’ después de exterminar a cuatro soldados de mantenimiento de la paz de la ONU?

  • A diferencia de Hamas y Hezbolá nunca matamos indiscriminadamente. Siempre discriminamos cuando matamos. Matamos a árabes, sean mujeres árabes, ancianos árabes, niños árabes, refugiados árabes, minusválidos árabes guarecidos en un refugio de la Cruz Roja en Qana. Andamos tras los árabes y que se hable de nosotros como si estuviésemos bombardeando y asesinando indiscriminadamente es una atroz mentira antisemita.

  • El primer ministro libanés Siniora debe estar muy contento con nuestro brutal ataque contra su pueblo. Seamos realistas, estamos haciendo su trabajo, estamos matando a los malos. Estamos limpiando sus calles. Por cierto, comenzamos con Hezbolá, pero luego llevaremos la guerra a Siria e Irán. Lo tenemos todo planificado con nuestros amigos en el Pentágono. Nos cuesta comprender por qué el primer ministro Siniora está haciendo tantos líos al insistir en un cese al fuego. En efecto, un tercio de los civiles libaneses han sido desplazados, pero como todos ustedes saben, en una guerra pasa cada porquería (especialmente en las guerras israelíes).

  • Nosotros, los israelíes, estamos a la vanguardia de la lucha por la democracia y el humanismo. Ustedes, los europeos y occidentales, deberían apoyarnos. Estamos involucrados en una guerra sucia que ustedes no libran. ¿Es acaso por coincidencia que Tony, George y Condi nos hayan dado luz verde para que devolviéramos a Líbano a la Edad de Piedra? ¿Es una coincidencia que la Andrea Merkel nos haya enviado 3 submarinos en cuanto llegó al poder? Seamos realistas, todos ustedes nos adoran, y más vale que lo admitan, nos quieren fuertes y asesinos. Todos ustedes nos dan luz verde para que bañemos la región en sangre. Y permítanme que les diga, nos encanta bañar en sangre, además, lo hacemos a la perfección.

  • Y no olvidéis jamás que somos la única democracia en Oriente Próximo: cuando cometemos un crimen de guerra u otro, cuando violamos la Convención de Ginebra, cuando quebrantamos todo llamado humanista, siempre expresamos la decisión democrática de nuestro pueblo. Siempre lo hacemos en nombre de nuestro pueblo. No olvidéis que esta guerra fue lanzada por la coalición centrista de unidad nacional israelí. Esta guerra es el llamado de la voz judía moderada que busca la paz. A diferencia de Hezbolá, un pequeñísimo grupo de milicias paramilitares, nuestro terror no es otra cosa que terrorismo de estado en su estado puro. Nuestro terrorismo de estado es nuestra decisión democrática y es apoyado por los principales demócratas del mundo: Bush y Blair.

  • A diferencia de los cobardes de Hamas y Hezbolá que se ocultan tras mujeres y niños, nosotros somos valerosos, heroicos y superiores en tecnología: apuntamos con éxito a mujeres, ancianos y niños que pueden o no servir a los terroristas islámicos como escudos humanos. Los aniquilamos, y sólo a ellos. Es obvio que creemos en los asesinatos selectivos.

  • Aunque evidentemente castigamos a los árabes por los crímenes cometidos contra nosotros por los nazis, somos humanistas, nunca nos comportamos como los nazis, nunca acarreamos a la gente a los campos de la muerte, nunca los asfixiamos con gas, sino que, con el apoyo de nuestro Hermano Estadounidense, les llevamos la muerte directamente a su casa, los matamos en sus hogares, en sus camas, a veces justo antes del alba, cuando todavía están en sus pijamas.

  • En breve, no sólo somos humanistas, somos la noción misma del humanismo. No cabe duda que si alguien no está de acuerdo no se trata de otra cosa que el antisemitismo más puro y primitivo.


Este mensaje debe ser repetido una y otra vez aunque no tenga mucho sentido. Es un mensaje que debe ser circulado no importa cuánta verdad contenga. Esta guerra no es por la verdad, es por el derecho del pueblo judío a existir en paz.


(1) El documento fue compilado por el teniente coronel de la reserva de la Fuerza Aérea de Israel, Israel Israeli, y maltratado por Gilad Atzmon.

ENLACE

Germán Leyens es miembro de los colectivos de Rebelión y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción es copyleft.

(Muchacho en un cartel del teniente coronel Israel Israeli)

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada